miércoles, 4 de abril de 2018

Los Esmeraldas de León llegan al duelo frente

Los Esmeraldas de León llegan al duelo frente a Monarcas Morelia con posibilidades de clasificar a la liguilla. Dicho encuentro será especial para el guardameta Carlos Felipe Rodríguez, pues aparte de buscar ganar en casa, se verá las caras ante su ex equipo. Ver Barcelona vs Roma EN VIVO

“Sí es especial, todavía no sabemos quién vaya a jugar, eso es decisión del entrenador, pero va a ser especial por lo que significa o lo que fue el equipo. Y después, bueno, también saber la importancia que tienen los tres puntos para el equipo, más allá de que sea algo especial en lo personal es importante conseguir tres puntos en lo colectivo. Tenemos que jugar a ganar, no tenemos otra opción más que jugar a ganar”.

En la jornada 13, regresó a la titularidad de la meta de la Fiera ante la lesión de William Yarbrough, recibiendo cuatro goles en 45 minutos. Sobre su retorno ante Tigres, el arquero comentó:

“Es complicado, obviamente cuando recibes goles en tan poco tiempo, pero bueno, a final de cuentas somos porteros, estamos conscientes que nosotros recibimos los goles y eso no te puede tumbar; al contrario, creo que es algo que te debe motivar a seguir y bueno, siempre con el trabajo día a día, que es lo que te va a sacar adelante”.

Aunque tuvo participación en partidos de Copa, Carlos Felipe aceptó que la exigencia no es igual en cuanto a intensidad y por ende, cuesta ponerse a la par de los compañeros aun y cuando su posición sea la de guardameta.

“Obviamente te cuesta, eran seis, siete meses sin jugar un partido de Liga. Es complicado volver a tomar el ritmo del juego, de las situaciones de juego es completamente diferente. Obviamente, es poco a poco como vas agarrando ritmo”.

En 13 partidos, los del Bajío han recibido 28 anotaciones, situación que los tiene ubicados como la defensiva más goleada del Clausura 2018. Ante esto, el portero reconoció que les ha faltado concentración y que han dejado de hacer varias cosas en el terreno de juego.

“Se debe a que hemos dejado de hacer cosas. A final de cuentas nosotros estamos conscientes de que somos los porteros, los defensas los que recibimos los goles y bueno, al final también es un juego colectivo igual que el hacer los goles también es un trabajo colectivo, lo defensivo también. Debemos mejorar bastante, nos queda poco tiempo, aún tenemos aspiraciones, aunque muchos no lo quieran seguimos teniendo aspiraciones y bueno, está en nosotros concretarlas”, finalizó.