domingo, 15 de abril de 2018

Con el deseo de agradar al tendido y ser el triunfador

Con el deseo de agradar al tendido y ser el triunfador de la segunda novillada en la Plaza de Toros El Centenario, el tapatío Arturo De Alba se plantará en el ruedo de Tlaquepaque. PUMAS VS PUEBLA

"Siempre se genera un compromiso importante al ser el (novillero) de la tierra porque quieres seguirle gustando a la afición y no dejarte ganar la pelea por nadie, alzar la mano y decir: 'aquí estoy, yo soy el de aquí'", confiesa De Alba.

El novillero comparte cartel con los hidrocálidos José Miguel Arellano y Roberto Román, además de la repetición del triunfador de la primera novillada, el queretano Diego San Román.

"Llego con mucha ilusión y con la seriedad que se le tiene que dar a Tlaquepaque, porque sabes que estás a un ladito de Guadalajara y es la misma afición que va a asistir.

"Tienes que llegar y estar a la altura del compromiso, como si fuera Guadalajara o La México. En todas las plazas tienes que llegar con la misma mentalidad, tratar de triunfar y así tiene que ser", expresó.

Arturo disfruta del tradicional coso taurino ubicado en San Pedro, Tlaquepaque, donde lidiará un ejemplar de Campo Hermoso.

"Tlaquepaque tiene mucho sabor, es una plaza muy torera y tiene sensaciones muy bonitas. Se palpa ese sentir y sabor torero", admite.

"Es la primera vez que voy a torear (novillos) de Campo Hermoso, una ganadería de mucho prestigio. Espero y estoy seguro que así va a ser, que los bureles van a embestir y van a tener buen juego", desea el novillero.

De Alba destacó las toreras hechuras de sus compañeros alternantes que partirán plaza el domingo 15 a las 17:30 horas.

"Yo tengo que salir a por todas. El compromiso de Tlaquepaque tiene que ser muy especial", reconoció.