domingo, 8 de abril de 2018

Benjamín Galindo Jr. llevaba tiempo preparándose

Benjamín Galindo Jr. llevaba tiempo preparándose para su cita con su destino profesional, el debut era el sueño que ayer se cumplió, aunque las cosas no fueron por mucho cómo lo hubiera soñado.
Toluca enfrantara Tigres

El defensa salió de la zona de vestidores, le cantó la vista al cielo, se encomendó y espero tener su mejor juego, su juego de debut, sin imaginar que en 17 segundos el sueño pasó a pesadilla.

El central de 19 años trató de controlar el balón, pero no pudo hacerlo, entregándoselo a Daniel Villalva, quien marcó el único gol con el que Veracruz el sacó los 3 puntos al Guadalajara.

El hijo del "Maestro" se tomó la cabeza, se agachó y se lamentó que ese primer contacto con un balón en Primera División fuera de esa forma. Mientras el defensa trataba de sacudirse y dejar atrás el error, Jair Pereira a la distancia le indicaba que no pasaba nada, que continuara y se concentrara y Edson Torres fue el primer jugador en ir a darle la mano en señal de apoyo.

Quien no le dio su apoyo fue la afición de las Chivas, que apenas volvió a tocar el esférico comenzó a abuchearlo una y otra vez, sin entender que fue el primero, pero no el último error que cometerá como futbolista profesional.

"Nos viene a ver gente que no es de Chivas, porque el que es realmente de Chivas al primero que va a arropar es al más joven, al que sale de su cantera y al que va a apoyar, como hizo después el resto de la gente. Juzgar a un jugador por una jugada me parece pobre, y nosotros nos hemos caracterizado junto a la afición por el apoyo, por la unión y porque cuando un jugador se equivoca y no hace un gol, tampoco hay abucheos. Es parte del futbol, de lo que va a cargar Benjamín en su carrera por ser 'el hijo de' y por ser 'el yerno de'", comentó Matías Almeyda sobre el debut de Galindo, su yerno, a quien no dudó en defenderlo no por su relación afectiva, sino por la calidad que tiene.

"Yo no elijo el novio de mi hija, sólo quiero que sea feliz. Después, si está con Galindo, sí está con Pedro, la verdad no me interesa. A Galindo lo elegimos por cómo juega, no porque sea el novio de mi hija y quien me conoce, sabe que soy así".

Poco a poco otros aficionados lo trataron de levantar anímicamente y algunos aplausos comenzaron a escucharse cuando el defensa tomaba el balón de nueva cuenta el esférico.

Pasaron los minutos y Galindo dejó atrás los nervios del debut, le compitió en fuerza a los delanteros de Veracruz, quienes tampoco exigieron mucho a la zaga rojiblanca, y después ya olvidado el error, hasta se dio tiempo de robar el balón y hasta salir con pelota dominada.

Pero al final del partido volvió a caer en cuenta de lo que había hecho, se volvió a tomar la cabeza, se agachó y lamentó que su debut fuera de esa manera, al tiempo que sus compañeros, uno a uno comenzaban a llegar para abrazarlo de brindarle su apoyo.

Ya cuando se dirigía a los vestidores, el productor de Chivas TV lo llamó para una entrevista, el defensa sin reparo volteó para dirigirse hacia donde estaba el reportero, quien le indicó al productor que no, pues si alguien debe proteger al jugador luego de su agridulce experiencia es el club.

Vendrán más errores, pero el juvenil, hijo de un ídolo de Chivas, poco a poco tendrá que hacer que ese hierro sea una simple anécdota y se le recuerde por otras cosas.